Síguenos por Email

lunes, 29 de agosto de 2011

Corrupción y Política

Según la RAE

corrupción.

(Del lat. corruptĭo, -ōnis).

1. f. Acción y efecto de corromper.

2. f. Alteración o vicio en un libro o escrito.

3. f. Vicio o abuso introducido en las cosas no materiales. Corrupción de costumbres, de voces.

4. f. Der. En las organizaciones, especialmente en las públicas, práctica consistente en la utilización de las funciones y medios de aquellas en provecho, económico o de otra índole, de sus gestores.



Recientemente un comentario al post anterior nos ha señalado 4 incorporaciones al ayuntamiento de "asesores". La personas nombradas como tales son políticos que tenían cargos en la anterior legislatura en distintas administraciones. Tras las nuevas elecciones, no entraron por lista electoral.

Conozco alguno de ellos, y a uno hasta me alegro, personalmente, de verle por aquí. Pero no así.

Por mucho que la ley lo permita, esto es lisa y llanamente corrupción: Colocar en la administración - si no es de una manera, de otra - a personas que por intereses personales o políticos de nuestros "gestores" no han podido acceder al otros cargos a través de la listas electorales.

La disminución de concejales del PSOE ha tenido que ver con este comportamiento. Si embargo lejos de darse cuenta, lejos de cumplir su compromiso de reducir cargos innecesarios, siguen con su éticamente corrupto comportamiento.

(de hecho estaban convencidos de que ganarían por goleada por lo bonita que estaba quedando la ciudad, por el tranvía,... cuando lo que realmente importa al ciudadano es tener gestores razonables y coherentes. Ningún tranvía ni ribera compensa los excesos de la clase política)

Da igual la capacidad y los méritos de estas personas, o lo buenos gestores que puedan ser, incluso que puedan ser muy honestos en comparación con las personas que los colocan. No es ético "colocar" a tus amigos, familiares, o compañeros de partido. Si han de entrar y no son elegidos, que les contraten en su partido con su dinero y no con el público o que opositen en igualdad de condiciones con cualquier otro ciudadano.

Los políticos poco a poco se van comiendo la administración. Paralizan las ofertas de empleo público que garantizan la igualdad de oportunidades a cualquier ciudadano para acceder a la función publica, mientras colocan a "su gente" con sueldos mucho más elevados.

El dinero de los ciudadanos, para favorecer a los miembros de un partido político por el mero hecho de que como gobiernan pueden hacerlo. (¡No, no todos lo harían!)

La desfachatez de pensar que el hecho de haber resultado electo y gobernar permite hacer cualquier cosa éticamente incorrecta, corrupta, es lo que hace que los ciudadanos estemos "hasta los mismísimos" de la clase política en general. Por supuesto como buenos neuróticos siempre tienen razones para pensar que actúan éticamente, justificándolo con una moral también corrupta.

El movimiento 15-M, Democracia Real Ya, la plataforma anti desahucios,... tantas y tantas asociaciones y millones de ciudadanos lo están diciendo.

Una vez más demuestran que les importamos NADA. Gobiernan para ellos, por sus intereses, en su provecho económico o de otra índole. Gobierna la corrupción.

A los "gobernantes" no les pido nada (¿para que?). A los "asesores" les pido - con muy poca esperanza - la dignidad de no caer en el juego. Claro que con la que esta cayendo gracias a ellos mismo, serian un ciudadano más con un futuro muy incierto, así, ¡que le den a la dignidad!, que es una cuestión de supervivencia. Los comprendo, es la corrupta sociedad que hemos creado.

Este post es opinión personal del autor.

2 comentarios:

  1. Dilecto LaraGS, te recomiendo encarecidamente la lectura del "Diccionario de los Políticos o verdadero sentido de las voces y frases más usuales entre los mismos, escrito para divertimento de los que ya lo han sido y enseñanza de los que aún quieren serlo", de José Rico i Amat, escrito en 1850 por el susodicho que amén de escritor, político, dramaturgo y poeta fué también secretario de la reina Isabel II (la señora de Paquito Natillas, bueno de Francisco de Asís de Borbón). Pero ésa es ya otra historia.

    Te ofrezco una perla del diccionario antedicho:

    "Demócrata: Político que no manda ni tiene destino. Cuando alcanza alguna de esas dos cosas asciende a otra clase; se llama conservador, esto es, trata de conservar lo que pudo adquirir."

    ResponderEliminar
  2. Gracias por exponer tan claramente un comportamiento abusivo que es, precisamente, el causante del vacío de arcas públicas y de la actual crisis económica.

    Muy buen post

    ResponderEliminar

Expresa tu critica Constructiva